martes, 18 de abril de 2017

escribir es silencio


  Escribir no es
  tener ganas de hablar.
  Es la mudez del tiempo
  antes del mundo.
  No es palabra.
  Es intento.
  Escribir es mirarse
  y no ver.
  No es recto.
  Es meterse los dedos
  en las vísceras,
  y tropezar con el hueso.
  Tocarse la fibra.
  Saberse carne. Llorarse
  por dentro.
  Escribir no es
  entender.
  Es hueco, invento.
  No ser, siendo todo
  mundo. Incierto.
  Escribir es vaciar.
  Desconocerse. Caverna.
  Escribir es inverso.
                     (Pintura de Paolo Troilo)